Por qué quiero ser Zorro Gris.

Hola.

Antes que nada te agradezco que estés interesado en saber por qué Quiero ser Inspector de Tránsito de la ciudad de Córdoba, o como se dice en la jerga urbana como "Zorro Gris".

Muchas personas me preguntan por qué quiero ser Inspector o Agente de Tránsito Municipal, y a veces es tan complejo de explicar lo que siento que no me queda más remedio que decir "es algo que lo llevo adentro" pero la palabra que mejor define esto es vocación.

Tengo una gran vocación de servicio por los demás y asi como hay gente que admira y le gustaría ser policía, bombero, médico, veterinario o cualquier otra profesión, a mi me despierta mucha admiración el trabajo del agente de tránsito y quiero ser uno de ellos.

Ser Inspector de Tránsito es mucho más que dirigir el tránsito en una intersección donde no funciona el semáforo o pararse en una esquina a labrar infracciones a un conductor por ir hablando por teléfono mientras circula.

Ser Policía Municipal de Tránsito es estar en la intemperie haga frío o calor, recibiendo insultos y felicitaciones, generando conciencia vial, previniendo accidentes, evitando el abuso de la vía pública y velando porque se respeten los derechos de todos, desde el más débil hasta el más fuerte, recordando a cada uno que hay reglas de convivencia que necesitamos respetar como sociedad para que todos gocemos de los mismos derechos a la hora de circular.

La labor que cumple el Policía Municipal en el ámbito educativo, preventivo y represivo tiene una gran importancia para el mejor desenvolvimiento del tránsito, que debido al incremento notable del parque automotor soporta graves dificultades que vivimos a diario los vecinos, pues las ciudades fueron construidas por lo general, sin tener en cuenta la circulación actual y no pueden absorber el movimiento de vehículos que se produce a diario, lo que origina congestiones, demoras e inconvenientes de todo tipo a cualquier hora, sobretodo las pico.

Indicaciones de manual de Policía Municipal de Tránsito
Es asi que los inspectores pertenecientes a la Policía Municipal de Tránsito tienen dos aspectos fundamentales donde enfocarse: velar por la seguridad de las personas y conductores en su movimiento por la vía pública y asegurar la más rápida y ágil circulación vehicular.

Pero por sobre todas las cosas quiero ser inspector de tránsito de la Ciudad de Córdoba para garantizarle a cada niño que sale de una escuela y quiera cruzar la calle, que lo puede hacer con seguridad y confianza de que nada le va a suceder, y transmitir esa tranquilidad a su familia.

Quiero ser inspector de tránsito para asegurarme que cada rampa de cada esquina por donde yo pase va a estar libre para que circule una silla de ruedas sin obstáculos de ningún tipo.

Quiero ser inspector de tránsito para que cada peatón pueda transitar libremente por las veredas sin llevarse puesta una moto o auto estacionado sobre la misma.

Quiero ser inspector de tránsito para extender mi brazo y ayudar a un no vidente a cruzar tranquilo de vereda a vereda sabiendo que se va a respetar su prioridad peatonal.

Quiero ser inspector de tránsito para darle la tranquilidad a los vecinos de que ninguna persona que haya tomado alcohol por encima del máximo establecido va a estar circulando en las calles poniendo en riesgo su vida y la del resto de los transeúntes.

Quiero ser inspector de tránsito para aportar ideas en campañas de prevención de accidentes viales y crear conciencia vial en la población.

Quiero ser inspector de tránsito para ayudar a llegar a tiempo al hospital a esa ambulancia que quedo embotellada en una avenida y salvar una vida.

Quiero ser inspector de tránsito para concientizar a un motociclista que su cuerpo es su chasis y tiene que usar el casco. El casco salva vidas, y no es una frase hecha, es la realidad del motociclista.

Quiero ser inspector de tránsito para que se respeten los espacios públicos y no se invadan espacios verdes con vehículos estacionados.

Quiero ser inspector de tránsito por mil cosas mas que serían imposible de resumir en este espacio pero por sobretodo quiero serlo porque me apasiona, tengo vocación de servicio y me siento capacitado para aportar un granito de arena a la ciudad de Córdoba.

Podés conocer más sobre mi en ¡Los Zorros Grises tienen fan!, una nota que escribió Pablo G. Valdés en el diario Día a Día el 14 de mayo de 2014.

También me entrevistaron en Mentes Salvajes, programa televisivo de Canal 10 conducido por el periodista Tomás Mendez:



Ojalá algún día tenga la oportunidad de ser parte de la Policía de Tránsito de Córdoba, mientras tanto y hasta que eso suceda, seguiré apoyándolos como lo hago desde que tengo 10 años y desde el 2008 en la página de Facebook: Policía Municipal de Tránsito Córdoba, donde comparto toda la información relacionada a la repartición incluyendo fotos y videos que hago cada vez que tengo oportunidad de cazar un zorro en acción.

Finalmente, me encantaría ser inspector de la ciudad de Córdoba porque amo mi ciudad natal.

Agradezco enormemente a cada inspector de esta ciudad que entendió mi locura y compartió conmigo sus historias.

Nos vemos en las calles de Córdoba.

Saludos,

Rodrigo.

PD: Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con respeto, todo comentario es bienvenido.