10 de enero de 2015

El tránsito no se toma vacaciones en enero en Córdoba

Para quienes se quedaban en la ciudad en verano, circular por las calles desiertas del Centro y sus alrededores solía ser un pequeño placer, un consuelo ante esa condena de tener que padecer los calores de Córdoba y no poder “meter las patas” en un río.

Hoy, es casi imposible andar por la ciudad y sentirse dueño de la calle, porque la circulación de vehículos ha aflojado en enero, pero no lo suficiente como para tener un tránsito liviano.

Para muestra, basta un botón. Según datos del Centro de Control de Tránsito de la Muni, en un lunes de enero del 2005 podían pasar por Colón, entre Rodríguez Peña y Avellaneda, 24.724 vehículos por día. En el mismo sector durante el primer lunes de enero de 2015 pasaron 27.565, unos 2.841 rodados más.



Desde la subsecretaría de Tránsito de la comuna reconocen los problemas de circulación, pero también se sorprenden por el volumen de tránsito que está teniendo la ciudad durante el primer mes del año y especulan que el fenómeno tiene que ver con que muchos cordobeses no han salido de vacaciones y con el imparable crecimiento del parque automotor.

Una mujer con bastón, que intenta cruzar una transitada avenida Colón, en el cruce con Chaco, se queja: “Es un desastre porque los vehículos no respetan a nadie. Tenés que esperar a que se les ocurra parar a ellos, porque pasan en rojo continuamente”.

“Las vías de circulación en la ciudad son finitas y la cantidad de personas que necesitan hacer uso de ese espacio son infinitas. La ciudad tiene un parque automotor cercano a los 800 mil vehículos más todos los que ingresan a diario desde las ciudades dormitorio, por eso tenemos esta situación compleja”, explica Pablo Farías, subsecretario de Tránsito.

Osvaldo, un tachero que se quedó en la ciudad durante el verano, está sorprendido por lo que ve en la calle: “El tránsito está apenitas más tranquilo, calculo que por las vacaciones. Pero sigue habiendo calles complicadas: General Paz, Colón, bulevar San Juan”.

Por Juan Pablo Martinez, del Día a Día - 10/01/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con respeto, todo comentario es bienvenido.